Magic Lantern o cómo hackear tu Canon, por Elena Rodríguez

No he podido evitar crear una sección de post invitados después de que Elena Rodríguez, una apasionada de la fotografía como yo, me hablara de Magic Lantern. Me encanta la fotografía, pero obviamente no conozco todo lo relacionado con este mundo (ni mucho menos), así que creo que es interesante que de vez en cuando alguien se pase por el blog para hablar de cosas de las que yo no tengo ni idea. Así que hoy hará el honor Elena, con este software tan alucinante del que escuché hablar por primera vez cuando me lo comentó hace unos días. Le pregunté si le gustaría hablar de ello en el blog y se ha currado una explicación muy buena con vídeo tutorial incluido al final. Si os interesa, seguid leyendo.

Magic Lantern

Mi Canon 1100D es uno de mis mayores tesoros. A pesar de sus limitaciones, ha sido mi primera réflex y juntas hemos recorrido cientos de lugares. Como ya habréis leído en este blog, lo importante no es la cámara, sino la persona que está detrás de ella. Sin embargo, en algunos momentos sus límites me impedían llevar a cabo todo lo que tenía en mente. La solución: Magic Lantern.

Este software ofrece una mayor funcionalidad para las cámaras DSLR de Canon. Se trata de un marco abierto, licenciado bajo GPL, para el desarrollo de extensiones para el firmware oficial. En términos comunes, conseguimos añadirle a nuestra cámara nuevas funciones que mejoran sustancialmente el resultado.

Voy a hablaros de mi experiencia con la 1100D, aunque si entráis en su web encontraréis las versiones hasta la 5D Mark III. Para empezar, podéis descargar el software desde su página oficial o si surge algún error, como fue mi caso, desde youtube encontraréis cantidad de vídeos con otros links. Una vez en la tarjeta SD, seguid los pasos de instalación y ya tendréis el software en vuestra cámara.

¿Qué ventajas encontré?

En un primer momento me encontré con un menú muy extenso y con una tipografía propia de los videojuegos de antaño. No os asustéis, la clave es desgranar una por una cada mejora para poder entenderlo todo. Aquí os hago un resumen de las claves de Magic Lantern:

Audio: Como sabréis, la 1100D no acepta micrófono externo. Sin embargo, desde ahora puedo controlar los niveles del micro interno con unos sensores que aparecerán por encima del vídeo. Obviamente, siempre será mejor contar con una grabadora externa, pero es un punto importante.

Fotografía: Las ventajas aquí no son muchas en mi modelo de cámara. No obstante, he de reconocer que ahora puedo tener el total control del balance de blancos y las fotos en HDR son ahora mucho más sencillas.

Live View Overlays: Hasta ahora rechazaba usar el modo Live View bajo cualquier circunstancia. Sin embargo, la posibilidad de añadir zebras, puntos de foco o marcos de imagen entre otros, lo han convertido en una opción. Además, para las imágenes en HDR resulta más fácil si no tenemos un trípode.

Vídeo: Para mí, la clave de Magic Lantern. Las limitaciones de la 1100D son muchas en este aspecto (no tenemos ningún control manual, graba en HD…) pero con este nuevo software la calidad aumenta. Podemos controlar la exposición, la apertura del diafragma y el ISO de forma manual. Además, entra en juego el vídeo HDR, algo nuevo para mí, con grandes resultados. Y si investigáis un poco podréis conseguir vídeos Timelapse de una manera simple.

Problemas
El principal es que desde su propia página web aseguran que no se hacen responsables de que a tu cámara le suceda algo. He leído muchos foros y todavía no he encontrado a nadie con una mala experiencia, pero debéis ser conscientes de que os arriesgáis a que algo falle. Mi teoría es que a Canon no le interesa que esto se conozca, de modo que probablemente nunca hayáis escuchado hablar de Magic Lantern hasta ahora.
Otro de los problemas es que el software no está terminado por lo que existen algunos errores. En mi caso, todavía no he sido capaz de solucionar los problemas con los cambios manuales de vídeo. Consigo cambiar los valores pero no desde la propia pantalla del Live View, por lo que es un proceso un poco tedioso tener que cambiar todo el rato al menú. Sin embargo, estoy segura de que encontraré una solución (o si no siempre puedo probar con otro link de descarga).

Mi consejo
Si estáis en mi caso, con una cámara de casi 4 años, os aseguro que merece la pena. Con las mejoras de vídeo puedo alargar la vida de mi Canon unos años más para ahorrar lo suficiente para dar el salto a una cámara más profesional.
Por fin puedo tener total control sobre la luz, una función que realmente necesitaba. Algo positivo es que el menú de Magic Lantern permanece en la tarjeta SD y tenemos que activarlo nosotros, por lo que si en algún momento no nos interesa, podemos seguir tirando con el menú tradicional.
Sólo queda probar y probar para sacarle partido a todas las ventajas de este software. ¡Está claro que algunas quedarán un poco olvidadas, pero tenéis que investigar qué es lo que más os interesa y no cesar hasta que lo consigáis!

Y por si fuera poco, Elena ha grabado un vídeo-tutorial explicando lo básico de Magic Lantern, para que os resulte algo más familiar si decidís instalarlo. Podéis verlo haciendo click aquí.

Si queréis curiosear sus votos, podéis visitar su Flickr. ¿Qué os ha parecido Magic Lantern? ¿Lo conocíais ya?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s