Cómo vencer tus inseguridades en tu primer trabajo como fotógrafo

“Cincuenta por ciento suerte, cincuenta por ciento curro.
No presumo, aquí el curro es noventa y nueve, la suerte es uno.”

Nach

Cómo vencer tus inseguridades

Cuando abrí este blog hace unos meses, jamás me habría imaginado que en tan poco tiempo me iría todo tan bien. Quizá para algunas personas las visitas y seguidores que tengo son pocos, pero a mí lo que me importa es la calidad, y he visto desde muy pronto una acogida muy buena e interesante. Puedo enorgullecerme de que la mayoría de los comentarios que recibo son muy elaborados, con aportaciones personales de las que puedo aprender yo, y en este poco tiempo he conocido a gente muy interesante. Capturando Instantes nació como un punto medio entre el presente y la web que pretendo abrir para establecer mi trabajo como fotógrafa, pero lo que ya sí que no podía imaginarme es que me saldría trabajo incluso antes de ofertar mis servicios. Y aquí entra el tema del que os quiero hablar hoy: las inseguridades.

Como os comentaba, aunque mi idea es preparar una web para intentar vivir de la fotografía, aún no he terminado la carrera (sólo me queda un día de clase, exámenes y el TFG, ¡viva!) así que no me he puesto en serio con ello, por tanto no tengo calculados ni precios ni nada de nada, por lo que cuando hace un par de semanas un conocido me dijo que había estado mirando mi trabajo y le había gustado, y me preguntó cuánto cobraba, me bloqueé. Al principio le pregunté qué era exactamente lo que quería y cuando me lo explicó, teniendo en cuenta que las fotografías eran para un libro (lo cual podía darme visibilidad) y sobre todo la inseguridad que me provocó el no estar “profesionalmente” preparada (no saber darle ni una orientación en cuanto al presupuesto) decidí no cobrarle. Aunque va un poco en contra de lo que os contaba en esta entrada, he pensado que se podía sacar algo bueno de todo esto: hablar de ello.

Pensándolo en frío, ahora me doy cuenta de que por una parte hice bien en no cobrar y por otra me equivoqué. El lado bueno es que apenas tengo un portfolio que mostrar, y gracias a esta sesión ahora tengo algunos retratos y fotos promocionales de autor que me pueden servir para la web y para conseguir futuros clientes. Además, este autor puede hablar de mí a otras personas si le preguntan por las imágenes, y en el libro aparecerá mi nombre. Lo que me da rabia es que él en ningún momento me presionó; fui yo sola con mis propias inseguridades. Podría haberle dicho que en un par de días le daba una respuesta. Y quizá incluso pensándolo mi respuesta también habría sido no cobrarle, pero al menos no habría tomado la decisión basándome en el miedo.

_MG_5699web

Después de esta experiencia, me ha quedado claro que nunca es bueno tomar las decisiones “en caliente”, y menos aún cuando tienes poca experiencia. Merece la pena decir un “en un par de días te digo”, y nadie se va a morir por eso. Ni el posible cliente te va a rechazar porque no le respondas en ese mismo minuto (aunque te pregunte en persona como me ocurrió a mí) ni vas a dar una mala imagen por ello.

Está claro que las primeras sesiones siempre serán más “raras”, algo más tensas. Nada que el tiempo no pueda arreglar, pero es algo que hay que asumir y que se elimina con la práctica. Pero lo que quiero destacar sobre todas las cosas que he aprendido ya no en la sesión, sino en estos meses en general, es algo positivo. Es muy fácil dudar de alguien que tiene éxito en lo que hace cuando dice que lo ha ganado con esfuerzo. Todos pensamos que el factor suerte tiene una gran influencia, y no digo que no sea verdad, pero empiezo a creerme que la dedicación y el tiempo provocan resultados directos. He tenido muchos blogs antes de este, muchos otros proyectos, pero a ninguno le he dedicado tantas horas, mimo e ilusión. Es la primera vez que me tomo un blog como una “obligación” (obligación de la que disfruto), que soy constante y no me rindo ante las dificultades. Toda esta energía ha derivado en una explosión de creatividad en muchos ámbitos, no sólo la fotografía, y soy consciente de que todo es causa del punto de vista desde el que decidí observar las cosas.

_MG_5761_web

Creo que es importante saber hablar en voz alta de nuestros miedos, reconocerlos, hablar con el resto del mundo y descubrir que no somos los únicos que nos sentimos así. Todos dudamos en algún momento; somos humanos. Pero también es importante saber alegrarnos de nuestros éxitos y creer un poco en nosotros mismos. Porque si no hubiera creído en mí, seguro que no estaría donde estoy ahora mismo. Y pienso seguir creyendo, porque quiero seguir cumpliendo sueños.

Una vez más, os invito a contarme vuestras experiencias, en este o cualquier otro ámbito. ¿Alguna vez vuestras inseguridades os han frenado a la hora de hacer algo? Seguro que todos aprendemos algo viendo que el miedo es más frecuente de lo que pensamos.

Nos leemos,

Firma

Anuncios

3 comentarios en “Cómo vencer tus inseguridades en tu primer trabajo como fotógrafo

  1. MANU SÁNCHEZ dijo:

    Hoy inauguro yo el apartado comentarios.
    Cuando has dicho lo del tema cobrar, me ha venido a la mente una escena del pasado, la primera vez que trabajé con DJ en un local, que me preguntó el dueño que yo cuanto cobraba, hábil estuve en aquella situación cuando le dije que lo mismo que un camarero.
    Es cierto que cuando nos contratan para algo nos entren inseguridades, es algo muy normal, a mí me ha pasado un montón de veces. La primera vez que fui a un aula de niños y niñas no dormí la noche anterior de lo nervioso que estaba, no sabía si lo haría bien o no… Al final tus ganas de trabajar acaban siendo más fuertes y te vienes arriba en cuanto te sientes cómodo en la situación. Con el tiempo vas sabiendo dominar mejor las situaciones, no venirte abajo con la presión…; esas cosas irán llegando solas, así que tranquila que esas inseguridades desaparecerán y la mejor forma de hacerlo es enfrentándote a ellas.
    Otra entrada que me parece muy interesante. Espero que tengas pronto esa página web fotográfica para que podamos recomendarte. Enhorabuena una vez más por deleitarnos con tus experiencias Ester 🙂 🙂

    Me gusta

    • esterlegaz dijo:

      Perdona por tardar tanto en contestarte, Manu, ya sabes que ando algo liadilla estas semanas.

      A veces es bueno saber improvisar para salir del paso, hiciste bien en aquella ocasión, aunque de todo se aprende. Yo estoy viendo últimamente que empiezo a sentirme mucho más cómoda con la cámara en las situaciones en las que alguien espera algo de mí. Antes me generaba mucha inseguridad si hacía fotos que no fueran para mí, por si no gustaban, pero por suerte eso está cambiando y me siento muy a gusto, al final sólo somos la cámara y yo y me olvido de lo demás.

      En principio espero tener la web para junio, aunque depende de unas cuantas cositas, pero supongo que muy tarde será para julio. Muchísimas gracias por todo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s