5 webs de interés para fotógrafos emprendedores

5 webs de interés

Últimamente estoy haciendo mucha labor de investigación en cuanto a temas que me pueden servir para mi futuro negocio, y he encontrado algunas webs y herramientas muy interesantes, así que he decidido compartir una recopilación de las que más me han gustado (y servido) por si en algún momento os pudieran ser de utilidad. Aunque principalmente va enfocado al tema del negocio fotográfico, algunas de las webs de las que os voy a hablar son más genéricas de freelance y emprendedores, así que aunque lo vuestro no sea la fotografía, podéis seguir leyendo.

1 – Calculadora freelance

CalculadoraFreelance

Ya la mencioné por Twitter, pero por si no la conocéis, os hablo de ella. Es una especie de calculadora online en la que vas introduciendo ciertos datos, como el sueldo que te gustaría ganar, los días de vacaciones previstos, las horas de trabajo semanales, tus gastos mensuales, etc. y finalmente te indica, en función de esos valores que has incorporado, cuánto vale tu hora de trabajo y cuánto necesitas facturar al mes para ser rentable. Creo que puede ser muy útil para todo aquel que esté pensando en establecer un negocio. Aunque también es conveniente mirar los precios de la competencia, para saber cuál es el precio medio y no reventar el mercado, esta calculadora también te da unas guías si no sabes por dónde empezar. En cuanto a la decisión de los precios, también os recomiendo que leáis esta entrada del blog de Julia Puig en la que da unos consejos al respecto.

2 – Fotógrafo Inteligente

Aquí el contenido es diverso, ya que es un blog, pero trata temas como “Los 4 pilares de un negocio fotográfico sólido”, clientes tóxicos o cómo impulsar tu negocio. Aunque no me he leído todo el contenido ya que lo he descubierto hace poco, todo lo que he visto hasta ahora me parece bastante interesante. Así que fotógrafos y fotógrafas, ya sabéis dónde echar un vistazo para empezar a orientaros.

3 – InfoAutónomos

Esta web, al igual que la primera, es más genérica. Tiene un montón de información súper útil relacionada con los autónomos, como información y consejos, novedades en la legislación, cómo hacerse autónomo, cursos (algunos gratis) y muchas cosas más que aún tengo que investigar. Pero vamos, desde que la he descubierto, se ha convertido en mi biblia personal, porque me hace falta mucha información de este tipo, la que no tiene que ver con la parte de fotografía sino de negocio.

InfoAutónomos

4 – Preguntas frecuentes de Jasmine Star

La única “pega” de esta web es que está en inglés, pero si no manejáis el idioma es una buena excusa para poneros las pilas. En su apartado de “Preguntas Frecuentes”, esta fotógrafa tiene un montón de consejos sobre equipo, marketing, posado, iluminación, negocio, clientes, etc. Los consejos de una persona con experiencia en el campo son, por lo general, una buenísima manera de aprender, ya que para llegar al nivel profesional en el que se encuentra, esa persona ha pasado también por donde estás tú, y puede comprender tu situación. La experiencia es muy buena consejera, así que esta parte de preguntas-respuestas es muy, muy útil para fotógrafos que están planteándose hacer de este arte su profesión.

5 – HulaJob

HulaJob

Esta web, más que recomendarla, pido consejo. Por lo visto, es una especie de red entre empresarios y trabajadores para trabajos puntuales. Tú puedes registrarte como fotógrafo (o como profesor, jardinero, diseñador, camarero, pintor…), seleccionar la zona en la que estás dispuesto a trabajar y el momento, y las empresas pueden contratarte para un trabajo puntual, una sustitución, una sesión concreta, etc. Aún no he investigado mucho más porque hasta el 10 de junio estoy a tope con el TFG, pero en cuanto termine la probaré y os contaré qué tal funciona. Si algun@ de vosotr@s la conocéis, me encantaría que me contaráis vuestra opinión y si os ha sido de utilidad en algún momento o, por el contrario, pinta muy bien pero no sirve de nada.

Últimamente, como os decía, estoy encontrando mucha información de interés, pero Internet es inmenso y tampoco puedo hacer un post con 739 webs que visitar si eres fotógrafo emprendedor. De todas maneras, si os ha parecido útil y queréis que os pase otros enlaces, podéis contactarme por cualquiera de mis redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) o por mail.

Nos leemos,

Firma

Anuncios

Intenta vivir de tus pasiones

Intenta vivir de tus pasiones

En estas semanas de estrés constante, no sabéis lo satisfactorio que está siendo encontrarle un hueco a mis pasiones. Cada vez me doy más cuenta de que quiero vivir de la fotografía, y siento que estoy dejando todo a un lado por ello, aunque en estos momentos debería darle prioridad al TFG. En realidad, también estoy redescubriendo mi interés por el mundo audiovisual. Aunque finalmente me decanté por estudiar Periodismo (ERROR), al principio me planteaba hacer el doble grado con Comunicación Audiovisual. Como me aconsejaron que eligiera una sola opción, ya que los dobles grados no estaban muy bien considerados, al final me matriculé en Periodismo y más adelante cursé algunas asignaturas de Comunicación Audiovisual ya que mi universidad permite hacer una Formación Complementaria en otros grados. Y al final son éstas las asignaturas que me más me han gustado estos cuatro años. Creo que me equivoqué al elegir de carrera, pero al menos los perfiles entre estas dos profesiones a veces están algo difusos, y yo tengo formación en ambas, así que no todo está perdido.

El caso es que estas últimas semanas, aunque debería estar volcada en el TFG, las condiciones meteorológicas lo han complicado todo, así que he centrado mi tiempo y atención en otras cosas que me han enriquecido bastante en cuanto a la fotografía. Estuve en el concierto de Alien Dude, no sólo disfrutando de su música, sino también haciendo fotos, y tuve un encuentro muy interesante con el fotógrafo “oficial” que estaba allí. Además, estoy muy contenta con los resultados. Me daba algo de miedo lo que podía salir, ya que obviamente en un concierto las condiciones de luz no son las mejores, y el movimiento tampoco facilita las cosas. Fue en cierto modo un reto y salí bastante satisfecha.

_MG_5934_web

_MG_6043_webPor otro lado, el sábado tuve mi última grabación del TFG (ahora sí que toca dedicarle todo mi tiempo, ya que tengo dos semanas para editar el reportaje y terminar la memoria) y me surgió también la oportunidad de participar en la grabación de un videoclip (ya compartiré el vídeo cuando esté, que creo que ha quedado muy chulo). Aunque yo me centré en hacer fotos y ayudar en lo que podía, la noche de rodaje me hizo recordar las ganas que tenía antes de hacer estas cosas también. Hace unos años estaba siempre pensando en ideas para cortos y también de algún videoclip pero, al contrario de lo que ocurre en la fotografía, ése es un trabajo que requiere del esfuerzo de muchas personas, y hasta ahora no he encontrado a gente que compartiera mis intereses por el mundo audiovisual.

_MG_6116

La fotografía sigue siendo mi priodidad, aunque creo que no es cuestión de elegir (os recomiendo ver este vídeo), pero me apetece seguir involucrándome en más proyectos de este tipo. No veo el momento de entregar el TFG de una vez y poder dedicarme en cuerpo y alma, sin presiones, a este tipo de cosas. El verano es quizá la peor época para empezar a moverse, porque mucha gente se va de vacaciones o vuelven a sus casas si sólo están en Madrid por estudios, pero tengo muchos planes en mente y quizá me venga bien dedicarme este verano a darles forma a todos, empezando por la web de fotografía que pretendo lanzar en junio-julio.

De momento no quiero hacerme muchas ilusiones, porque puede que las cosas no salgan como espero, pero estos meses todo ha ido avanzando pasito a pasito y siento que mi esfuerzo se ha ido viendo recompensado, y todavía tengo pensado esforzarme muchísimo más; así que espero que todo sea cuestión de tiempo.

_MG_6173

Últimamente siento que estoy escribiendo entradas más personales, una especie de diario de mi trayectoria fotográfica, pero me apetecía compartir con vosotros con más detalle lo que he estado haciendo estas semanas (aunque por las redes sociales también lo he ido contando). Y pienso que quizá sea útil para alguien contar mis experiencias, no sólo explicar cómo funciona una cámara.

Como siempre, estoy abierta a opiniones, sugerencias y comentarios. ¿Qué os apetece leer?

Nos leemos,

Firma

5 consejos para organizarte y tener tiempo libre

tiempo libre

Llevo tiempo leyendo entradas sobre cómo organizar tu tiempo para tener horas suficientes para cumplir con las obligaciones, y no hago más que encontrar recomendaciones sobre aprovechar “tiempos muertos” como los viajes en transporte público o las esperas en el médico; todo esto sumado a la utilización de aplicaciones que te organizan hasta el tiempo libre.

Hay algunas cosas que me han parecido de utilidad, pero discrepo con otras enormemente, así que hoy voy a dar mi visión sobre el tema, con la experiencia de una estudiante a tiempo completo, en prácticas de lunes a viernes, trabajadora sábados y domingos, que además lleva un blog y escribe una novela. Hasta hace unas semanas, no me hubieran chocado esas recomendaciones, pero entonces topé con El arte y la ciencia de no hacer nada, de Andrew J. Smart. Lo que os voy a contar resulta de especial interés para las personas creativas, pero creo que todos tenemos de algún modo un pequeño artista dentro de nosotros, así que su utilidad se puede aplicar a todo el mundo.

Desde hace algún tiempo venía pensando que, a pesar de llevar años en estancamiento creativo, de vez en cuando me venía una inspiración muy fuerte, en momentos en los que simplemente venía de comprar el pan sin hacer absolutamente nada por el camino, o cuando aprovechaba la hora de vuelta de la universidad para, simplemente, mirar por la ventana. Pero precisamente en esos momentos no podía dedicar mucho tiempo a desarrollar la idea, y ésta se terminaba desvaneciendo. Algo después me topé con este libro que, sin que yo lo hubiera esperado, respondió a mi pregunta de por qué siempre me venía la inspiración en estos momentos. Es un libro bastante interesante que os recomiendo leer, y que básicamente defiende la necesidad de no hacer nada para ser más creativos y productivos. Estamos en un momento de la historia en que programamos hasta nuestro tiempo libre, de forma que, finalmente, nuestro cerebro no llega a descansar ni en esos momentos, lo cual repercute negativamente en nuestra creatividad.

Hace casi dos semanas dejé el trabajo que tenía los fines de semana, por lo que a día de hoy tengo sábados y domingos “libres” (hacer cosas de la universidad, del TFG, el blog y algo de descanso), pero aún así apliqué esto cuando trabajaba de lunes a domingo, y os adelanto que me daba tiempo a todo, aunque a veces tuviera la sensación de que no era así. Mi productividad aumentaba por permitirme momentos de descanso no programados, por lo que al final terminaba siendo más eficiente y me cundían más las horas. Después de esta supuestamente breve introducción, ahí van mis 5 consejos:

1 – No planifiques todo tu tiempo

Es cierto que a veces los trayectos del autobús o momentos similares pueden servirte para aprovechar el tiempo en cosas que tienes que hacer, pero mi consejo es: No cuentes con este tiempo. De esta manera, tu cerebro no sentirá la presión de que DEBE aprovechar ese rato, de que cada segundo de tu día está planificado y debe ser milimétricamente seguido. Y, #23F (1)contrariamente a lo que pueda parecer, el día que sí dediques este tiempo a hacer cosas serás más productivo y lo harás con más ganas. Siguiendo esta “norma”, a veces he dedicado los trayectos al trabajo/universidad a simplemente mirar por la ventana, escuchar música o leer, pero me he dado cuenta de que cuanto más me he permitido esta “desconexión”, mayores han sido las ideas que se me han aparecido para temas o mejoras de blog, asuntos del Trabajo de Fin de Grado y similares. Por no forzarme a repetirme “tengo que preparar esto en este tiempo”, he logrado hacer eso y mucho más sin presión y de forma natural.

2 – Posiciona prioridades

Como os he contado, hace unas semanas trabajaba de lunes a domingo y, en realidad, aunque estaba agotada, conseguía terminar todo a tiempo. Finalmente decidí dejar el trabajo de los fines de semana por varios motivos y, entre ellos, estaba el hecho de que hice balance y llegué a la conclusión de que me compensaba cobrar algo menos al mes (ya que realmente, no necesito el dinero porque vivo con mis padres) y mantener sólo el sueldo de las prácticas, a cambio de tener más tiempo libre que dedicar tanto al descanso como al blog y la universidad. Además, trabajaba de camarera, por lo que tampoco era algo beneficioso para mi experiencia profesional ya que no es de eso de lo que quiero trabajar. Si estás en una situación similar, ocupada la mayor parte del día, párate a pensar qué cosas son verdaderamente importantes. Quizá te dés cuenta de que hay algunos aspectos prescindibles. A lo mejor es más importante jugar con tus hijos que tener la casa como los chorros del oro. O quizá ese blog al que le estás dedicando tanto tiempo no te aporta tanta satisfacción como esperabas. A veces malgastamos tiempo en cosas que tal vez no son tan necesarias, y reflexionar sobre ello puede ser de gran utilidad.

3 – Organízate “a la baja”

Otra cosa que me ha servido bastante es hacer una planificación general de lo que quiero hacer (1 entrada del blog por semana, terminar x parte del TFG antes de x día, etc.) teniendo en cuenta los imprevistos que puedan surgir (ya sea algún incidente o haber llegado a casa del trabajo más tarde de lo previsto y no verme con fuerzas). Así, si por ejemplo tengo que preparar el guión de un reportaje, reparto este trabajo en 3 días aunque sé que puedo terminarlo en 1. Pero de esa manera, si lo termino el día 1, tendré el tiempo planificado de los otros 2 días para descansar o hacer otras cosas; y si el día 1 me siento inspirada para hacer otra cosa en la que voy a ser más productiva, en ese momento no tendré la presión de que DEBO hacer el guión YA, porque sé que me quedan otros 2 días. Esto no se trata de hacerte trampas a ti mismo retrasando tus obligaciones, sino de ser consciente de en qué vas a ser más productivo y aprovechar esa flexibilidad de tu planificación.

4 – Vigila tu salud mental

A veces no nos damos cuenta de que nuestras acciones tienen consecuencias sobre nosotros mismos, y nos olvidamos de que el agotamiento mental es tan importante como el cansancio físico. Si llevas un ritmo de vida frenético, quizá estés ganando puntos para sufrir un ataque de ansiedad o experimentar un bloqueo en algún aspecto de tu vida, pero estás tan ocupado que no lo ves venir. Párate de vez en cuando a preguntarte si te encuentras bien. Sé consciente de hasta qué punto el ritmo de vida que llevas está afectando a tu bienestar.

5 – Oblígate a descansar

Practice 12En relación al punto anterior, el descanso y la desconexión son necesarias. Para mí el sueño es una prioridad grandísima. Antes solía acostarme tarde por estar leyendo hasta las tantas, pero no llevaba el mismo ritmo de vida que ahora. Actualmente soy incapaz de acostarme muy tarde, estoy realmente cansada y necesito dormir. Pero no sólo me refiero a este tipo de descanso. No se puede pasar el día entero haciendo únicamente cosas que tienes que hacer y no aquellas que te apetece hacer. Como decía antes: no planifiques tu tiempo libre, pero asegúrate de disponer de libertad para hacer algo que te guste en algún momento del día. En mi caso, tengo la suerte de que me encanta leer blogs, y eso al mismo tiempo es algo que me conviene para algunas de mis obligaciones, ya que puedo conseguir información sobre aspectos legales del negocio que pretendo montar y sobre construir una marca personal. De esta forma obtengo entretenimiento y “productividad” al mismo tiempo. Pero no siempre optimizo el tiempo. A veces leo novelas, juego a algo, escucho música o salgo por ahí. Descansa, DESCANSA, oblígate a descansar.

Como decía al principio, he estado leyendo en muchos blogs consejos que son, básicamente, la cara opuesta de lo que yo os estoy contando, pero creo que merece la pena enfocar las cosas de otra manera e intentar estar mejor dentro de nuestras obligaciones.

A vosotr@s, ¿qué os han parecido los consejos? ¿Cuáles son vuestras formas de organizaros y la experiencia con ellas? Me encantará escuchar vuestras ideas, quizá me sirvan a mí también.

¡Hasta pronto!

Firma