Intenta vivir de tus pasiones

Intenta vivir de tus pasiones

En estas semanas de estrés constante, no sabéis lo satisfactorio que está siendo encontrarle un hueco a mis pasiones. Cada vez me doy más cuenta de que quiero vivir de la fotografía, y siento que estoy dejando todo a un lado por ello, aunque en estos momentos debería darle prioridad al TFG. En realidad, también estoy redescubriendo mi interés por el mundo audiovisual. Aunque finalmente me decanté por estudiar Periodismo (ERROR), al principio me planteaba hacer el doble grado con Comunicación Audiovisual. Como me aconsejaron que eligiera una sola opción, ya que los dobles grados no estaban muy bien considerados, al final me matriculé en Periodismo y más adelante cursé algunas asignaturas de Comunicación Audiovisual ya que mi universidad permite hacer una Formación Complementaria en otros grados. Y al final son éstas las asignaturas que me más me han gustado estos cuatro años. Creo que me equivoqué al elegir de carrera, pero al menos los perfiles entre estas dos profesiones a veces están algo difusos, y yo tengo formación en ambas, así que no todo está perdido.

El caso es que estas últimas semanas, aunque debería estar volcada en el TFG, las condiciones meteorológicas lo han complicado todo, así que he centrado mi tiempo y atención en otras cosas que me han enriquecido bastante en cuanto a la fotografía. Estuve en el concierto de Alien Dude, no sólo disfrutando de su música, sino también haciendo fotos, y tuve un encuentro muy interesante con el fotógrafo “oficial” que estaba allí. Además, estoy muy contenta con los resultados. Me daba algo de miedo lo que podía salir, ya que obviamente en un concierto las condiciones de luz no son las mejores, y el movimiento tampoco facilita las cosas. Fue en cierto modo un reto y salí bastante satisfecha.

_MG_5934_web

_MG_6043_webPor otro lado, el sábado tuve mi última grabación del TFG (ahora sí que toca dedicarle todo mi tiempo, ya que tengo dos semanas para editar el reportaje y terminar la memoria) y me surgió también la oportunidad de participar en la grabación de un videoclip (ya compartiré el vídeo cuando esté, que creo que ha quedado muy chulo). Aunque yo me centré en hacer fotos y ayudar en lo que podía, la noche de rodaje me hizo recordar las ganas que tenía antes de hacer estas cosas también. Hace unos años estaba siempre pensando en ideas para cortos y también de algún videoclip pero, al contrario de lo que ocurre en la fotografía, ése es un trabajo que requiere del esfuerzo de muchas personas, y hasta ahora no he encontrado a gente que compartiera mis intereses por el mundo audiovisual.

_MG_6116

La fotografía sigue siendo mi priodidad, aunque creo que no es cuestión de elegir (os recomiendo ver este vídeo), pero me apetece seguir involucrándome en más proyectos de este tipo. No veo el momento de entregar el TFG de una vez y poder dedicarme en cuerpo y alma, sin presiones, a este tipo de cosas. El verano es quizá la peor época para empezar a moverse, porque mucha gente se va de vacaciones o vuelven a sus casas si sólo están en Madrid por estudios, pero tengo muchos planes en mente y quizá me venga bien dedicarme este verano a darles forma a todos, empezando por la web de fotografía que pretendo lanzar en junio-julio.

De momento no quiero hacerme muchas ilusiones, porque puede que las cosas no salgan como espero, pero estos meses todo ha ido avanzando pasito a pasito y siento que mi esfuerzo se ha ido viendo recompensado, y todavía tengo pensado esforzarme muchísimo más; así que espero que todo sea cuestión de tiempo.

_MG_6173

Últimamente siento que estoy escribiendo entradas más personales, una especie de diario de mi trayectoria fotográfica, pero me apetecía compartir con vosotros con más detalle lo que he estado haciendo estas semanas (aunque por las redes sociales también lo he ido contando). Y pienso que quizá sea útil para alguien contar mis experiencias, no sólo explicar cómo funciona una cámara.

Como siempre, estoy abierta a opiniones, sugerencias y comentarios. ¿Qué os apetece leer?

Nos leemos,

Firma

Anuncios

Aprende a valorar tu trabajo

Aprende a valorar tu trabajo

Algo que me ocurre con frecuencia, y que por desgracia se ha acentuado últimamente, es mi tendencia a comparar lo que hago con el trabajo de los demás de forma negativa. A veces resulta difícil dibujar la línea entre lo constructivo y lo destructivo, y nuestros propios juicios en lugar de motivarnos para mejorar, nos paralizan. En cuanto a la fotografía (aunque en realidad es aplicable a cualquier ámbito ) es bueno saber distinguir un buen trabajo de algo más mediocre, pero el problema viene cuando tu propio criterio se nubla por un arrebato de negatividad y todo te parece malo e insalvable. Fotos de las que me sentía orgullosa han pasado a parecerme horribles después de machacarme comparándolas con el trabajo de otros fotógrafos, y las ganas de dedicarme profesionalmente a este mundo se han visto mermadas por el miedo y la sensación de no estar a la altura. Quizá se deba a que cada está más cerca el día en que termine la carrera y por fin tenga que enfrentarme cara a cara a mis sueños y temo comprobar que las cosas no salgan como espero y no pueda vivir de la fotografía. Pero el caso es que a veces me abruma esta sensación y empiezo a ver las cosas de una manera más gris.

Decidí escribir esta entrada, saliéndome un poco de la línea habitual del blog y mostrando una reflexión más personal, porque estoy segura de que todos y todas en algún momento dado de nuestras vidas nos hemos sentido así. Inseguros. Temerosos. Frustrados. Creo que es inevitable, pero hay que saber salir de ello. He visto a artistas que admiro sentirse bloqueados y despreciar un trabajo en el que yo sólo veía arte en su máximo esplendor. Y, por el contrario, estoy segura de que también hay gente que ha tachado ciertas obras de terribles cuando el artista se ha sentido orgulloso de ellas. El arte es algo volátil y subjetivo y, por suerte o por desgracia, está muy vinculado a las emociones.

Creo que el gran problema en cuestión de saber valorar nuestro propio trabajo tiene en cierto modo que ver con cómo es la sociedad. No sabemos ser sinceros por miedo a ofender y eso deriva en que a veces no nos creemos las buenas críticas sobre nuestro trabajo porque no sabemos lo que hay detrás, si quien lo valora lo hace por cumplir, por amistad o por miedo a hacernos daño. Me encantaría saber que si publico una foto y a la gente no le gusta, me lo va a hacer saber. Me gustaría que si un día pego un bajón de calidad en algo, nadie va a tener problema en decirme “hoy no han salido tan bien las cosas”. Pero sé que no va a ser así, y quizá es por eso que me vuelvo más estricta conmigo misma, porque tengo que ser los ojos del que no va a hacer una crítica constructiva porque quizá no es “apropiado”.

Vuelvo a lo de antes: ser crítico con uno mismo puede ser útil, pero no cuando te destruyes. El problema es que a veces no sabemos hacer las cosas de otra manera. No sabemos. Y eso no tiene nada de malo. Simplemente, hay que estar dispuesto a aprender. Sigo en cierto modo estancada, pero esta entrada es una forma de pedirme perdón. Porque si en un momento dado he sabido valorar mi trabajo, ¿por qué lo he olvidado? Tenemos que aprender a pedirnos perdón antes de aprender a valorarnos. 

El arte es algo completamente subjetivo. Nunca habrá una verdad universal sobre lo que hacemos, nunca vamos a gustar a todo el mundo, ni siquiera vamos a estar satisfechos nosotros mismos con todas nuestras obras, pero hay una clave que indica que estamos haciendo las cosas bien: disfrutar con ello. No quiero dejar de perder la noción del tiempo cuando cojo una cámara, ni hacer fotos pensando más en el resultado que en lo que ven mis ojos. Quiero seguir disfrutando del proceso, de observar a través de una lente e intentar captar mis emociones en ese instante. Quiero grabar en una imagen lo que recuerdan los ojos que hay detrás del objetivo y no juzgarme.

_MG_3953

No creo que haya un solo artista que quiera dejar de disfrutar de sus pasiones, pero nosotros mismos nos llevamos por ese camino de lamentaciones y auto-destrucción. Pero ya basta, ¿no? Vamos a pensar menos, a compararnos menos, a juzgarnos menos. Porque, en el fondo, sabemos que no estamos siendo justos ni estamos siendo sinceros con nosotros mismos. El aprendizaje es algo continuo. Y a valorarse, también se aprende.

No sé si esta entrada os habrá servido de algo, os habrá hecho pensar o reflexionar, pero necesitaba soltarlo. Porque he visto malas rachas de gente a la que admiro y me ha dado tanta rabia ver que no sabían valorarse… Y ahora que lo pienso, ¿por qué no sentir rabia por no saber valorarme yo también? Por algo se empieza, y yo he hecho un trato conmigo misma para empezar a cambiar esto. ¿Os sumáis al aprendizaje? Creo que hoy más que nunca, la cajita de comentarios está abierta para vuestras reflexiones, experiencias y opiniones. Quiero leeros, de corazón, y pensar que todo esto sirve de algo. Aunque sea para sentir que no estamos solos.

Firma

5 fotógrafos que seguir en Instagram

Fotógrafos Instagram

Siempre he sido (y en el fondo sigo siendo) una anti-Instagram, a pesar de que recientemente me creé una cuenta. Principalmente no me gusta porque odio hacer cosas desde el móvil, y aunque Instagram permite algunas opciones como comentar o ver fotos desde el ordenador, no te deja subir imágenes, así que de buenas a primeras me producía rechazo ya que implicaba, sí o sí, usar el móvil. Además, para galería de fotos ya existía Flickr y no le veía la gracia a Instagram para que fuese una app tan famosa. No fue hasta que me planteé dedicarme profesionalmente a la fotografía cuando empecé a valorar las ventajas de tener una cuenta.

Flickr es una red que, aparte de no ser tan utilizada, engloba básicamente a fotógrafos. Hay muchas personas a las que les puede gustar ver fotos y no hacerlas. Y es aquí donde Instagram ofrece una alternativa. Puedes tener una cuenta con fotos tuyas con tus amigos (básicamente igual que Facebook) pero seguir perfiles de fotógrafos. O puedes tener un perfil con las mismas fotos que muestras en Flickr y seguir a otros fotógrafos. Aquí las posibilidades aumentan y si pretendes llegar a un público de potenciales clientes, es donde lo puedes encontrar.

Así que, después de mucho reflexionar, caí en sus redes. Como usuaria he ido descubriendo más cosas que me disgustan de Instagram, como la utilización de hashtags que no tienen nada que ver con tus fotos sólo para conseguir más visitas. Si me meto en “Photography”, “Portrait” o “Artist” estoy buscando algo más que una foto de tu último bikini, y es sorprendente lo difícil que es a veces encontrar buenas fotos en uno de estos hashtags porque predominan las imágenes de la vida de cualquiera. Pero ya que he decidido utilizar Instagram, de nada me sirve centrarme en lo malo (aunque no he podido evitar volcar mis quejas en esta entrada), así que pensé que sería interesante contaros qué cuentas de fotógrafos son las que más me gustan, por si estáis buscando un contenido más artistico y os cuesta encontrarlo entre tanto selfie.

Hay mucha gente muy válida, pero si los mencionara a todos esta entrada sería interminable, así que he seleccionado cinco de ellos y si os resulta interesante, de vez en cuando podría publicar “Mis últimos descubrimientos”, para poder seguir mostrándoos los fotógrafos que voy encontrando.

María Navarro (@miauriaw)

1

Sus fotografías juegan mucho con el retoque y aunque, como ya comenté en la entrada sobre Photoshop, suelo estar en contra de estas cosas, la fotografía conceptual es algo que me parece admirable y muy interesante, y esta cuenta cumple con todas mis expectativas acerca de este tipo de fotos.

David Campesino (@david.campesino)

2

No tiene muchas fotos en su cuenta ni la actualiza con mucha frecuencia, pero llegué de casualidad a sus imágenes y me capturaron desde el primer instante. No sabría deciros por qué, pero me transmiten una sensación de realismo y sentimiento muy fuertes, y la mejor manera de comprobarlo es metiéndoos en su perfil.

Literpho (@literpho_)

3

Tampoco tiene muchas fotos subidas, y la primera es de hace seis semanas, pero me gusta mucho su forma de transmitir detalles a través de escenarios o de personas a las que nunca se les ve la cara con claridad. No sé si es casualidad y cuando empiece a subir más fotos romperá con esto, pero me llamó mucho la atención esta forma de mostrar a las personas.

Mariam Insta (@mariam__insta)

4

Quizá sea porque tiene más fotos subidas, pero no he podido evitar hacer varias capturas porque no sabía qué fotos mostraros. La de las cerillas me encantó (no sé si fue la primera que vi de su galería), pero la de la cámara también me parece alucinante y, en general, todas sus fotos me apasionan. Si no seguís su perfil en Instagram, no sé a qué estáis esperando, sinceramente.

5

Annabel Mérida (@anntheginger)

6

Más justificación para la existencia del retoque. Las fotos de esta chica son increíbles. La luz, el tono, el mensaje, el encuadre, las sensaciones que transmite… ¡todo! No tengo nada más que decir, señoría. Juzguen ustedes mismos.

Y hasta aquí la entrada de hoy. A pesar de mi charla anti-Instagram del principio, espero que os hayan resultado interesantes los fotógrafos que os he mostrado. Como comentaba más arriba, si pensáis que es interesante que de vez en cuando os vaya enseñando mis descubrimientos de fotógrafos y fotógrafos, decídmelo. Y si tenéis alguna recomendación, la cajita de comentarios está abierta a todo tipo de sugerencias. ¡Me encantará descubrir nuevos fotógrafos!

Firma